Actitudes ante la Unión Europea de los universitarios extremeños


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Actitudes ante la Unión Europea de los universitarios extremeños"

Transcripción

1 Actitudes ante la Unión Europea de los universitarios extremeños Centro de Información y Documentación Europea Universidad de Extremadura Gabinete de Iniciativas Transfronterizas Febrero 2000

2 Equipo de Trabajo Investigadores de la Universidad de Extremadura Artemio Baigorri Ramón Fernández GIESyT Grupo de Investigación en Estudios Sociales y Territoriales Colaboradores en la codificación de cuestionarios Santiago Cambero sociólogo María Angeles Dominguez economista Encuestadores Asociación de Estudiantes I+D (coord. Daniel Sánchez) Coordinación en el Centro de Documentación Europea Leopoldo Masa Godoy (Cátedra Jean Monet)

3

4 Introducción El objeto perseguido por el proyecto es el conocimiento sobre el grado de información, compromiso y actitudes de los estudiantes de la Universidad de Extremadura en relación con la Unión Europea. La metodología elegida ha sido la encuesta. Se ha diseñado un cuestionario, que se adjunta, en el que se han introducido una mayoría de cuestiones homologables a los eurobarómetros y otras encuestas actitudinales realizadas en la UE, con el fin de poder realizar comparaciones. El cuestionario cuenta con 65 preguntas principales, si bien algunas de ellas incluyen sus propias baterías de preguntas secundarias. En total, los ítems procesados han sido 104. Con el fin de aprovechar la realización de la encuesta para obtener también un mejor conocimiento de las características socioeconómicas de los estudiantes universitarias, se han introducido una serie de cuestiones relativas a ese tipo de variables. En la medida en que el universo no es únicamente la Universidad de Extremadura, sino los universitarios extremeños, se ha incluido el Centro Santa Ana de Almendralejo, porque además aporta un elemento importante de contraste por tratarse de una pequeña ciudad eminentemente rural. De forma que cuando se habla en el informe de campus debe entenderse que no se refiere a campus de la Universidad de Extremadura, sino que lo hacemos sinónimo de ciudades universitarias. Se ha diseñado una muestra que permitiese hacer comparaciones de los niveles de información y actitudes atendiendo a una serie de variables fundamentales: área geográfica, tipo de carrera, edad, sexo, nivel socioeconómico, etc. El informe es estructura en dos partes claramente diferenciadas. En la primera parte se analizan los resultados de la encuesta, enmarcándolos cuando así, o comparándolos cuando sea posible, con otras investigaciones. En la segunda parte se establecen las conclusiones de la investigación, así como las recomendaciones que ha sugerido al equipo redactor. I

5 II

6 Primera Parte Análisis de los datos 1. Características generales de la población estudiada El primer bloque de preguntas de la encuesta (P.1 a P.11) recogen algunos datos de interés para caracterizar a la población estudiada, y que a su vez se constituyen en variables independientes necesarias para el análisis de otros apartados de la encuesta. Si bien la distribución de la muestra ya refleja la distribución real del universo por sexos, centros de estudio y campus universitarios, por lo que no vamos a extendernos en ello, algunas de las primeras preguntas nos apuntan ciertas características socioeconómicas de los/as estudiantes de la Universidad de Extremadura. A este respecto, cabe señalar que el 79,4 % de la población entrevistada son estudiantes de primeros ciclos, y el 20,6 % de segundo ciclo. El 53,9 % han sido mujeres, y el 46,1 % hombres. 1

7 La primera variable a considerar es la edad de la población estudiada. La edad media resultante de la encuesta es de 21 años, siendo la menor de 17 años y la mayor de 39. Debemos entender que edades más altas, aún sabemos están presentes en la Universidad de Extremadura, son estadísticamente insignificantes. La pirámide de edades se recoge en el gráfico anterior. Otro aspecto interesante de estas características generales es el lugar de residencia habitual durante el curso. Lo que nos pone de manifiesto la encuesta es que casi el 42 % de los estudiantes proceden de la misma ciudad en que está ubicado el campus, lo que refleja un cierto equilibrio en el las posibilidades y/o actitudes de acceso a la Universidad en el territorio extremeño, por cuanto es un porcentaje muy cercano al peso que las cinco ciudades universitarias de la región tienen en el conjunto de la población joven de la región. Si tenemos en cuenta que un 6,3 % de los estudiantes residen fuera de la ciudad en que se ubica el campus, pero en el domicilio familiar, desplazándose a diario a las ciudades universitarias, resulta que prácticamente la mitad de la población estudiantil reside con su familia, y la otra mitad bajo otras formas. 2 Son los pisos de estudiantes el sistema de alojamiento más ampliamente utilizado (en un 37,5% de los casos), seguido de

8 las residencias universitarias (un 12,5 %), siendo estadísticamente poco significativos otros casos. Naturalmente, el tipo de campus, carreras y tamaño de la ciudad determinan situaciones bien distintas. El gráfico recoge la distribución del tipo de residencia en cada una de las ciudades. Posición socioeconómica En la medida en que la encuesta no tiene por objeto realizar un análisis sociológico del alumnado, los datos solicitados al respecto son escasos. Sin embargo, los datos existentes permiten mostrar un marco general de la estratificación social en la Universidad de Extremadura. Con las variables consideradas se ha construido un sencillo índice de posición social (atendiendo a la situación profesional de padres y madres) cuyos resultados se muestran en el gráfico siguiente. Dicho índice que la Universidad, a pesar del intenso proceso de universalización que se ha producido en la pasada década, y de la democratización en el acceso que se ha producido especialmente en regiones como Extremadura, sigue estando vetada a las clases bajas: tan sólo un 7,5 % de los estudiantes entrevistados/as, frente a un 16,9 % que podrían ser adscritos a clases altas. 3

9 Atendiendo a la situación profesional del padre estas diferencias se hacen más evidentes. El porcentaje de hijos/as de parados, obreros especializados y/o jornaleros no alcanza un 6%, mientras que el porcentaje de hijos de empresarios y autónomos alcanza el 20,3 %. Situación profesional del padre (% válido) Empresario con trabajadores 11,6 Autónomo 8,7 Prof E/Sup Admon Pública 10,1 Prof E/Sup Empr Privada 6,6 Profesional Liberal 2,8 Profesor 4,9 Trabajador Especializado 35,0 Obrero no especializado 3,8 Agricultor 5,3 Jubilado 9,1 Parado 2,0 Las clases medias si están sólidamente representadas en la Universidad de Extremadura, pues el porcentaje de hijos/as de profesionales titulados ejercientes como tales, o como empleados de la administración pública o la empresa privada, o profesores, supone un 24,4%, siendo la categoría de trabajador especializado la más numerosa con un 35%. Situación profesional de la madre (% válido) Empresaria con asalariados 3,6 Empresaria sin asalariados 31 Profesional E/Sup en Ad. Pública 4,0 Profesional E/Sup en empresa privada,8 Profesional //Sup en ejercicio liberal 1,7 Profesora 7,3 Empl./Funcion./Trabjadora cualificada 12,5 Trabajadora no cualif./empl. doméstica 5,9 Jubilada/Pensionista 2,7 Parada 1,5 Ama de casa 56,9 4

10 En el caso de las madres, casi el 57% son amas de casa, predominando de nuevo entre las madres que trabajan las ocupaciones propias de clase media, media alta y alta: un 6,7 % son empresarias; un 13,8 % son profesionales ti tuladas, funcionarias de nivel superior o profesoras (un 7,3%); y un 12,5 % son funcionarias, empleadas o trabajadoras cualificadas. Apenas un 7,4 % de las madres son trabajadoras no cualificadas, trabajadoras domésticas o paradas. Estos datos ponen de manifiesto que queda mucho por hacer en lo que a la democratización de la formación superior se refiere en la región. Los datos sobre ingresos familiares, aunque no pueden considerarse en modo alguno una fuente fiable, por cuanto debemos considerar como probable el desconoci miento de l os jóvenes sobre la economía familiar: apenas una cuarta parte de la población universitaria procedería de familias con ingresos mensuales inferiores a las pesetas (27,4%), mientras que el grueso estarían en un tramo medio de entre y pesetas (un 49,4), alcanzando un 17,5 % el porcentaje de las familias que superarían las pesetas mensuales. Más interés y fiabilidad debemos atribuir al dato del dinero disponible para sus gastos personales (excluidos los de mantenimiento) por los propios estudiantes. Destacando la existencia de casi un 20% de estudiantes que sobrepasan las pesetas mensuales de gasto personal, llegando en un 5 % de los casos a superar las pesetas. Dinero mensual para gastos personales Menos de ,4 % Entre 5000 y ,6 % Entre y ,1 % Entre y ,8 % Más de ,1 % No obstante, casi la mitad de los entrevistados sitúan sus gastos mensuales por debajo de las pesetas, destacando 5

11 la existencia de un 10,3 % que disponen de menos de pesetas. La media ponderada de gasto mensual por alumno para gastos propios (prácticamente ocio y otras atenciones personales) podemos estimarla en torno a las pesetas. Finalmente, en este apartado podemos señalar el hecho significativo de que más del 73 % de los estudiantes disponen de al menos un ordenador personal en su familia. La especial significación de este dato debemos relacionarlo con el dato, comentado en el apartado de acceso a la información, de que el 44,5 % utiliza en alguna ocasión el acceso a Internet. Y, sobre todo, con estudios anteriores; en una encuesta sobre consumo de medios de comunicación realizada por el GIESyT del Área de Sociología en el curso 1998/99 el porcentaje de estudiantes con al menos un ordenador en la familia era del 61,3%, y el acceso a Internet se reducía a un 38,6 %; por tanto, podemos estimar que la tecnificación informacional de los/as estudiantes de la Universidad de Extremadura esta creciendo con notable intensidad. Sin duda, los datos nos muestran una posición mucho mejor que la del conjunto de los ciudadanos españoles (que según el Eurobarómetro tienen acceso en un 31 % de los casos a ordenador personal, y en un 8% a Internet), así como del conjunto de Europa (con acceso a ordenador en un 35 % de los 6

12 casos, y a Internet en un 14 %), lo que coadyuva en la conclusión de que la Universidad sigue siendo un espacio de las clases medias altas y altas. Por ello, no es menos significativo que consideremos el hecho de que más de una cuarta parte de los/as estudiantes no tienen todavía en la actualidad acceso a los ordenadores personales, y que más de la mitad de ellos/as no tiene acceso a Internet. La posición de desigualdad de estos/as estudiantes, en lo que se refiere al acceso a la información, capacidad de trabajo y recursos generales para el estudio es manifi esta. O, en otros términos, no puede hablarse de acceso crecientemente igualitario a la educación superior sin acceso a los recursos que, en la actualidad, constituyen un equipamiento esencial para el trabajo académico. 7

13 2. Acceso a la información La elevada posición social de las familias de los estudiantes de la Uex explica la elevada proporción de utilización de los medios de comunicación de masas como fuente de información. Un 58% de los estudiantes lee los periódicos con regularidad (al menos varias veces a la semana), de ellos, la mitad (29%) lo hacen a diario y otros tantos lo leen más de una vez a la semana, mientras que uno de cada cuatro estudiantes no leen la prensa diaria o lo hace rara vez. En relación con una encuesta realizada a estudiantes de la Uex en 1998, observamos que se mantiene la proporción de estudiantes que leen la prensa con regularidad, pero descendiendo en cinco puntos los que la leen a diario. Las revistas de información general tienen mucha menor difusión entre los estudiantes, un 25% las leen más de una vez por semana, mientras que un 45% no leen este tipo de revistas, se ha producido respecto a 1998 un descenso enorme la lectura de las mismas, ya que hemos pasado de un 87% que las leía una vez a la semana a un 55%. Considerando en conjunto a toda la prensa escrita, tenemos que casi dos de cada tres estudiantes (63%) leen más de una vez por semana alguno de los dos medios, pero que casi todos los lectores habituales de revistas lo son también de periódicos, y un 20% de todos los encuestados leen más de una vez por semana ambos medios. UTILIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Periódicos Revistas Informativos Televisión Total Info rma tivos Rad io A diario A d iario 28,5 5,7 57,2 49,5 Más de dos h. 10,2 Más de una vez por 29,3 19,7 25,7 De una a dos h. 19 9,1 Una vez por semana 17,2 29,6 6,1 Menos de una h. 20,3 Rara vez 21,2 39,3 8,7 30,2 Nunca 3,9 5,8 2,3 11,3 Total 100,1 100,1 100,0 100,1 8

14 La televisión es sin duda el medio más utilizado para estar al día de la actualidad informativa, un 83% ve los informativos con regularidad, y más de la mitad ve todos los días al menos uno de ellos. Solamente uno de cada nueve estudiantes no los ve o lo hace rara vez. La radio es el segundo medio de comunicación más utilizado para estar informado, ya que la mitad de los estudiantes escuchan los informativos a diario, y un 9% lo hacen al menos una vez a la semana, además los que siguen los informativo de radio a diario lo hacen con gran intensidad, ya que casi un 30% los escuchan más de una hora diaria. No escuchan los informativos de radio o lo hacen esporádicamente un 41% de los estudiantes. Hemos elaborado un Índice de utilización de los medios de comunicación, que nos permite comparar los resultados con los del último Eurobarómetro (nº 51, marzo-abril 1999), para ello hemos utilizado la misma metodología, por lo que solamente hemos tenido en cuenta la frecuencia con la que se lee la prensa diaria, se ven los informativos de la televisión y se escuchan los de radio. Los resultado los tenemos en el gráfico, correspondiendo un Índice Alto a aquellos que siguen los tres medios más de una vez por semana, un índice Medio Alto a los que siguen dos medios más de una vez por semana y otro con menos frecuencia, un índice Medio Bajo, los que siguen un medio más de una vez por semana y los otros dos con menor 9

15 frecuencia, y un índice Bajo los que siguen los tres medios con menor frecuencia de varios días a la semana. Dos de cada tres estudiantes tienen un índice Alto o Medio Alto, y solamente un 8% un índice Bajo. Comparando con los resultados del último Eurobarómetro, podemos comprobar como los estudiantes de la Uex tienen un índice de uso de los medios de comunicación algo más bajo que la media de la UE, siendo proporcionalmente menos numerosos en el nivel Alto y más numeroso en los otros. En relación con la frecuencia de uso de cada medio, encontramos que los estudiantes de la Uex leen la prensa diaria en una proporción similar a la media de UE y superior a la media española, ven los informati vos de televisión algo menos que el conjunto de ciudadanos de la UE y España aunque la siguen en menor medida a diario, y en relación con la audiencia de informativos de radio se muestran más polarizados que las medias europeas y española, ya que son bastantes más numerosos tanto los que la escuchan a diario como los que no lo hacen o lo hacen esporádicamente. Las diferencias por campus son significativas, ya que los estudiantes del campus de Plasencia son los que en menor medida presentan Índices de utilización de los medios Alto y Medio Alto (45%), mientras que los de indice Bajo son el doble que la media de la Uex, esta situación se produce por la muy baja proporción de lectores de periódicos y de oyentes de radio. También están por debajo de la media los estudiantes de Mérida (58%), que tienen una menor proporción de lectores de periódicos y televidentes. Cáceres y Badajoz por su parte tienen Índices similares a los del conjunto de la Uex. Los estudiantes de Almendralejo son los que tienen una proporción mucho más elevada de Índices Alto y Medio Alto, (76%), siendo la proporción de lectores de periódicos y especialmente de oyentes de radio muy superiores a la media. Los varones son más consumidores de medios de comunicación que las mujeres, aumentando este consumo a medida que lo hace la edad y los ingresos. En función de la Posición Social encontramos que los estudiantes que pertenecen a familias de posición social Media Alta (familias en las predominan los 10

16 padres con estudios medios o superiores) son los que destacan por su utilización de los medios de comunicación (79% con Índice Alto o Medio Alto) seguidos por los de Posición Social Alta (70%), y hay que señalar que los de Posición Social Baja (67%) se sitúan en torno a la media y por encima de los de posiciones sociales Media y Media Baja. 11

17 3. El conocimiento de la UE Información y conocimiento Los estudiantes son conscientes de manera general de su poco nivel de información de los asuntos de la Unión Europea, y al mismo tiempo manifiestan la necesidad e interés por tener más información sobre la misma, salvo un pequeño grupo de desinteresados, que manifestando estar mal informados dicen sentirse satisfechos con su nivel de conocimientos. Dicen estar mal o muy mal informado el 42%, y casi un 15% se consideran bien o muy bien informados. El nivel de información aumenta con la edad, y la posición social, es superior en los que siguen estudios de segundo ciclo y es más elevado en los que siguen carreras humanísticas y de ciencias sociales, mientras que los que se encuentran más satisfechos con sus conocimientos son los que siguen carreras de ciencias puras y técnicas, siendo los menos satisfechos con sus conocimientos los que cursan carreras humanísticas. Información sobre la UE: Media en cada categoría Plasencia 5,4 Indice utilización Med Com. Alto 5,4 Posición social Alta 5,3 Badajoz 5,0 Varón 5,0 Ciclo 2 4,9 Indice util. Med Com. Alto EU 4,9 Total Uex 4,9 Ciclo 1 4,8 Indice utilización Med Com. Medio alto 4,8 Cáceres 4,8 Posición social Media 4,8 Posición social Media Alta 4,8 Mujer 4,8 Posición social Media Baja 4,8 Posición social Baja 4,7 Indice utilización Med Com. Bajo 4,7 Almendralejo 4,6 Varones Eurobarómetro 4,6 Estudiantes Eurobarómetro 4,4 Indice utilización Med Com. Medio Bajo 4,3 Total Eurobarómetro 4,2 Indice utilización Med Com. Medio alto EU 4,1 Mérida 4,1 Mujeres Eurobarómetro 3,8 Total España 3,7 Indice utilización Med Com. Medio Bajo EU 3,5 Indice utilización Med Com. Bajo EU 2,8 12

18 Comparando los datos con los del úl timo Eurobarómetro, para lo que hemos convertido la autoclasificación del nivel de información a datos numéricos en una escala de 1 a 10, resulta que el nivel de conocimientos de los estudiantes de la Uex tiene una media de 4,9 puntos, superior a la media comunitaria (4,2 puntos), a la media de los estudiantes europeos (4,4) y muy por encima de la media española (3,7 puntos). Los valores medios para algunas de las categorías tanto de la Uex como del Eurobarómetro las tenemos en la tabla, en general los valores para la Uex son superiores, con diferencias significativas, a las toda la Unión Europea, pero hay que tener en cuenta que los estudiantes universitarios son un grupo mejor informado que el conjunto de la población, y que el conjunto de los estudiantes, lo que explicaría la amplia diferencia que hay entre los estudiantes de la Uex y los estudiantes europeos. Valores iguales o superiores a la media de la Uex, se dan los campus de Plasencia y Badajoz, así como entre los que presentan un índice de utilización de los medios de comunicaci ón Alto, y los de posición social Alta, los varones y los estudiantes de cursos o titulaciones de segundo ciclo. Los europeos que tienen un índice de utilización de los medios de comunicación Alto son la única categoría del Eurobarómetro en la que la media no es inferior a la de la Uex, siendo inferior en medio punto a la misma categoría en los estudiantes de la Uex. Tanto en el Eurobarómetro como en la Universidad de Extremadura la autoclasificación desciende a medida que baja el índice de utilización de los medios de comunicación y las mujeres se valoran por debajo de los varones, aunque en la Uex las diferencias son menores. Esto puede ser debido a que el sentido crítico de las mujeres con su nivel de información es mayor que el de los varones, ya que con una proporción similar entre los bien informados, los varones se decantan principalmente por la respuesta tibia de normalmente informados mientras que las mujeres que las mujeres manifiestan en mayor medida estar mal informadas. Este sentido crítico se pone de manifiesto al construir una tipología de actitudes hacia el conocimiento de la UE, así tenemos que las mujeres predominan entre las que quieren 13

19 saber más (estando informados quieren conocer más) y las que quieren aprender (estando mal informados, quieren tener más conocimientos o información) mientras que los varones predominan entre los que quieren estar al día (estando informados, quieren tener más información) los que se conforman con sus conocimientos (estando informados, se sienten satisfechos) y los desinteresados (estando mal informados, se sienten satisfechos o no saben). Estas opiniones sobre el propio nivel de información y actitudes hacia el conocimiento de temas relacionados con la UE lo hemos contrastado con el conocimiento real de cinco cuestiones básicas de la UE que están presentes en los medios de información, y los resultados no se corresponden con los niveles de información que se atribuyen los propios encuestados. La única cuestión que es acertada por más de la mitad de ellos es el valor aproximado del Euro en Pesetas, y solamente el 40% saben el número de países que forman la UE, con un número elevado de encuestados que confunden los países que forman la UE con los que están dentro del sistema Euro, pero además un tercio de ellos no contestan a la pregunta. En el resto de cuestiones la proporción de los que conocían las respuestas es bajísima, y además la mayor parte de los encuestados no contestan a la mismas. En conjunto solamente el 10% de los encuestados que contestan conocían al menos 14

20 tres de las cuestiones planteadas, y el 35% conocen al menos dos, mientras que un 28% no conocían ninguna de ellas, una elevadísima proporción de suspensos en un hipotético examen sobre la materia. Cuestiones Aciertan No contestan Nombre del Presidente de la Comisión Europea 8,4% 84,8% Nº Comisarios Españoles 14,2% 68,2% Nº Países que forman la UE 39,7% 31,2% Valor del Euro en Pesetas 54,6% 7,0% Estado que preside el Consejo de Ministros de la UE Nº de respuestas acertadas 1,9% 77,5% 5 0,3% 4 2,0% 3 7,5% 2 24,5% 1 65,8% 0 27,8% El déficit de conocimientos reales a las cinco cuestiones planteadas es más patente en las mujeres que en los varones, ya que un 34% no conocen la respuesta de ninguna de ellas, frente al 20% de los varones, y conocen 3 respuestas o más el 7% frente al 12%. A medida que aumenta la edad desciende la proporción de los que no conocen ninguna respuesta, mientras aumenta la de los que conocen al menos dos. La misma situación se produce en relación con el ciclo de estudios, son menos numerosos los estudiantes de primer ciclo que aciertan un mayor número de preguntas y más numerosos los que menos aciertan. Relacionando los aciertos con el Nivel de Información y el Índice de utilización de los Medios de Comunicaci ón observamos que existe una relación bastante nítida, ya que a medida que baja el Nivel de Información y el Índice de uso de los Medios de Comunicación desciende la proporción de personas que aciertan 3 preguntas o más y asciende la de personas que no aciertan ninguna, especialmente en el caso del Indice de uso de los 15

21 medios, que es la variable determinante, al menos para conocer alguna de las respuestas a las cuestiones, ya que son temas de actualidad que no son objeto específico de la docencia o seminarios. Pero una parte de la responsabilidad de los pocos conocimientos la tiene la propia estructura de los estudios universitarios, que no oferta de forma sistemática formación sobre la UE, ya sea en forma de asignaturas o de seminarios. Sólo un tercio de los alumnos han cursado asignaturas relacionadas con la UE y un 13% han realizado cursos o seminarios de temas relacionados, en conjunto el 38% de los estudiantes han cursado asignaturas o asistido a seminarios. Las diferencias además son muy grandes según el tipo de estudios que se siguen, siendo los alumnos que siguen carreras de Ciencias Sociales y Humanas los que han cursado asignaturas o asistido a seminarios por encima de la media, el 51% han asistido a alguna de las dos, mientras que de los que cursan carreras de Ciencias puras o Técnicas, solamente el 21% han asistido a alguno de ellos. A esto hay que añadir el hecho de que la mitad de los alumnos dicen que los profesores no tratan el tema en clase, el 26% que lo hacen incorrectamente y solamente un 13% dicen que lo hacen correctamente, mientras que los seminarios cubren las necesidades informativas correctamente para el 16% e incorrectamente para el 39%, esta elevada proporción de 16

22 alumnos descontentos con ellos podría explicar la poca aceptación que tienen. Si comprobamos la incidencia que tiene el hecho de cursar asignaturas y asistir a seminarios sobre las respuestas a las cuestiones planteadas, está claro que hay que hacer mayor incidencia en los mismos y tratar los temas de forma que les resulte más atractiva a los alumnos. El gráfico nos muestra como el cursar asignaturas y especialmente asistir a seminarios mejora de forma notable las respuestas acertadas, la proporción de personas que no aciertan ninguna de las cuestiones es muy inferior entre los que han asistido a seminarios e inferior entre los que han cursado asignaturas, mientras que se incrementa notablemente la proporción de aquellos que responden bien al menos a tres de las cuestiones, de nuevo de manera espectacular entre los que han asistido a cursos o seminarios. Esa incidencia es igualmente elevada sobre el nivel de información que se asignan los propios estudiantes, y mayor entre los que asisten a cursos o seminarios. Pero además la percepción de los propios estudiantes sobre la forma en que se tratan los temas en las asignaturas y seminarios es muy importante por la transcendencia que tiene tanto en la proporción de aciertos a las cuestiones planteadas, como en el nivel de información medio que se atribuyen. Una 17

23 explicación correcta reduce notablemente el número de fallos y aumenta el de aciertos, mejorando la media de información y los peores resultados se dan en aquellos alumnos que sus profesores no tratan el tema. Respuestas acertadas Todos los alumnos Estudiantes de Facultades de CC. EE. y Emp. 0 27,8 14,4 1 38,0 37,1 2 24,5 31,8 de 3 a 5 9,8 16,7 Hay que resaltar que son los estudiantes de las Facultades de Ciencias Económicas y Empresariales de Badajoz, de Ciencias Empresariales y Turismo de Cáceres y los que siguen estudios de Diplomatura en Empresariales en Plasencia los que mejores resultados obtienen en relación con las cuestiones planteadas, siendo prácticamente la mitad los que no aciertan ninguna cuestión y cerca del doble los que aciertan de 3 a 5 cuestiones. En la valoración del tratamiento que dan sus profesores a los asuntos de la Unión Europea, y de los seminarios y cursos 18

24 organizados, son los más críticos, ya que son los que en mayor proporción valoran mejor el tratamiento que reciben los temas y también los que peor lo valoran, y en cambio poco más de una cuarta parte son los que dicen que los profesores no tratan el tema. En los seminarios la proporción de los que los valoran positivamente son algo superiores a los que los valoran negativamente, frente a la enorme diferencia negativa del conjunto de los estudiantes La consideración sobre el tratamiento que en general dan los medios de comunicación a los asuntos de la UE es bastante favorable ya que un 40% estiman que el tratamiento es correcto, aunque la proporción de personas que no contestan a la pregunta es muy elevada, el 24%, superior a la de personas que no siguen los medios de comunicación, con lo que podemos estimar que una proporción elevada de los estudiantes no prestan atención a estas noticias en los medios de comunicación. El medio en el que hay una proporción superior de estudiantes que no valoran su cobertura de los asuntos de la UE es la radio, 35%, seguido por la prensa, 20% y la televisión, 10%, lo que se corresponde con la proporción de personas que no los utilizan o lo hacen muy esporádicamente como fuente de información. 19

25 En los campus de Plasencia (53%) y Badajoz (44%) hay una proporción superior de estudiantes que estiman que el tratamiento es correcto y, junto al de Cáceres, menor proporción de no respuestas. La peor consideración se da en los campus de Cáceres (40%) y Mérida, 40% y 39% que consideran que el tratamiento es poco correcto respectivamente, mientras que más de un tercio de los entrevistados no contestan en Almendralejo y Mérida. Entre los que valoran la cobertura de los distintos medios, encontramos que, aunque para la mayor parte de los entrevistados se estima que esta es la justa en cualquiera de los medios, la proporción de personas que consideran que cubren de manera escasa los temas de la UE es bastante superior para la radio, 42%, seguida por la televisión, 33% y la prensa, 30%. Mucha o demasiada consideran que ofrecen información sobre la UE un número pequeño de estudiantes, el entre el 12 y 14% para cada medio. Considerando los resultados por campus, tenemos que tanto en Badajoz como en Cáceres las opiniones difieren en poca medida de la media de la Uex, mientras que para el resto de los campus hay algunas diferencias significativas. Así en el caso de la radio en el campus de Plasencia un 28% (el doble que la media de la Uex) dice que la información es mucha y otro tanto que es poca, el resto muestran pequeñas variaciones respecto al conjunto. En el caso de la televisión, en 20

26 Plasencia son bastante más numerosos (21%) los que dicen que es mucha la información que ofrecen y en Almendralejo menos numerosos (21%) los que dicen que es poca, el resto están próximos a la media. La prensa ofrece mucha información en una proporción más elevada que el conjunto del Uex para los estudiantes del campus de Almendralejo (25%) y los de Mérida (18%). Recibir información Hemos preguntado por la forma en que prefieren recibir información sobre la Unión Europea, con dos vertientes, en primer lugar cuales les interesaría, y además que dijeran cual de todas ellas sería la forma preferente. El medio más elegido para recibir información en todos los casos, tanto para la Uex, como para la UE y España es la televisión, aunque hay diferencias muy importantes, ya que es elegido por el 59% de los españoles, el 55% de los europeos y el 37% de los estudiantes de la Uex, es también el medio principal por el 20% de los estudiantes. Los estudiantes de la Uex muestran, como es lógico por su mayor hábito de estudio, como segunda elección para recibir información un Libro de información completa, mientras que es 21

27 elegida en sexto lugar en el conjunto de la UE y en quinto por los españoles, con diferencias importantes en cuanto al número de entrevistados que lo eligen, como elección principal para los estudiantes baja al cuarto lugar aunque en proporciones similares a las elecciones anteriores. Destaca la mayor preferencia de los estudiantes de la Uex, en comparación con los ciudadanos europeos y españoles, por los medios audiovisuales y las nuevas tecnologías de la información a la hora de recibir información, así un 26% eligen el CD-Rom y además el 16% lo eligen como forma preferente, frente al 5% y 3% que lo eligen los europeos y españoles respectivamente; un 18% elige el vídeo y un 8% en primera opción, frente al 8% de europeos y españoles; Internet es elegido por el 14% y un 4% en primera opción, (7% y 3% de europeos y españoles) y ya con una proporción mucho más baja (7% y 2% en primera opción) un punto de información por ordenador, con diferencias menores respecto a europeos y españoles. El menor consumo de medios de comunicación se traduce en la poca elección que hacen los estudiantes de la Uex de los diarios y la radio como forma de recibir información, en proporciones mucho más bajas que europeos y españoles. Los periódicos ocupan el octavo lugar de preferencia, elegidos por un 12% y un 4% en primera opción, mientras que para los europeos es la segunda opción (32%) y para los españoles la tercera (27%), la radio es la novena opción (11% y 2% en primera opción) siendo la tercera de los europeos (24%) y la segunda de los españoles (29%). 22

28 Cursado asignaturas relaciona das con la UE... Asistencia a cursos o seminarios de la Ue x sobre la UE... Total Si Asignaturas No Asign atura Si Seminarios No S emin ario Total Med ia 5,2 4,6 5,6 4,8 4,9 información 0 21,6 29,9 11,7 30,1 27,7 1 32,1 40,5 35,1 38,4 38,0 2 31,1 22,0 28,6 23,9 24,5 de 3 a 5 15,3 7,7 24,7 7,6 9,8 100,1 100,1 100, Prof. Correcto Prof. Incorrecto Prof. No tratan Sem in Correcto Semin. Incorrecto Total Med ia 5,6 5,1 4,5 5,7 5 4,9 Información 0 15,2 25,3 30,7 18,4 24,9 23,0 1 38,0 34,4 39,5 33,7 35,6 35,0 2 27,8 27,9 22,3 27,6 29,2 28,7 3 a 5 19,0 12,3 7,4 20,4 10,3 13,3 x Med ios de co mun icación es paño les cubre n asun tos de la UE... BadajozCáceres Mérida Plase ncia AlmendralejTotal o Correctam ente 44, ,9 53,2 38,1 40,3 P o c o 33,2 40,2 38, ,2 36,3 correctam ente No contestan 22,4 22,8 34,6 21,9 35,7 23,5 Total , ,1 Índice de uso de los Medios Uex UE Alto 31,5 38 Medio A lto 35,2 34 Med io Bajo 25,5 22 Bajo 7,8 6 Uex Uex Total UE total Es Total Principal TV 20,1 37, Libro de inform ación com pleta CD-Rom 15,7 25,5 5 3 Documentación más detalllada 15,9 21, Cinta de video 7,7 18,3 8 8 Internet 3, Docu men tación pub licitaria 6,9 12, Diarios 3,7 11, Rad io 1,6 11, Punto de información por ordenador 2 6,6 4 3 NS 4,5 4,9 4 3 Ninguna de estas formas 3 2,

29 4. La construcción europa En lo que se refiere al proceso europeo, el grueso de los estudiantes lo califican positivamente, con una nota media de 6,07 (tan sólo el 13 % valora el proceso de construcción europea con menos de 5, entre 0 y 10); y, sobre todo, desean que la velocidad del proceso de integración sea relativamente alta (7,89 como media). Como se observa en el gráfico siguiente, no hay diferencias notables entre los campus, si bien se percibe una respuesta ligeramente más positiva en el campus de Badajoz. Consistentemente con lo anterior, el 77,5 % valora positivamente la pertenencia de España, aunque el porcentaje se reduce a un 65, % cuando se trata de afirmar que la integración ha sido claramente beneficiosa para España. 24

30 Atendiendo a los datos del Eurobarómetro-51, podría decirse que nuestros universitarios son más europeístas que la media de los jóvenes europeos, quienes sólo en un 51 % valoran positivamente la pertenencia de su país a la Unión; o incluso que el conjunto de la población española (sin distinción de edad), que hace ese balance positivo en un 55 % de los casos. La distancia de en torno a 20 puntos se mantiene también al valorar si la pertenencia a la Unión ha sido positiva para el propio país: entre un 45 y un 48 % de los jóvenes europeos, según las edades, hacen dicho balance positivo, frente al 65 % de los universitarios extremeños. Sin embargo, la aceptación baja hasta un 42 % cuando se trata de afirmar que la pertenencia a la Unión ha sido beneficiosa para Extremadura. Tal vez esa valoración desigual del impacto en nuestro país y región, que sugiere ciertas inconsistencias, explica que el nivel de compromiso con la Unión no sea excesivamente alto: al 41 % de los encuestados les dejaría indiferentes la desaparición de la Unión Europea; si bien son conscientes de que, de cara al nuevo siglo, la UE jugará un papel más importante en nuestra vida cotidiana (57 %) o al menos igual al actual (31,7%). Hay un interés común? Paradójicamente, el principal problema europeo a juicio de las personas entrevistadas tan sólo subsidiariamente es de interés continental, pues se refiere a reducción de diferencias entre regiones ricas y pobres. Si tenemos en cuenta que nos encontramos en una de la regiones que se verían beneficiadas de esa reducción de las diferencias, debemos entender que el problema que más preocupa hace referencia a los intereses locales de los entrevistados. De hecho, el siguiente problema en peso relativo lo constituye otra cuestión que les afecta directamente, o puede afectarles a muy corto plazo: el desempleo. Las siguientes respuestas en importancia muestran un cierto interés por las desigualdades que afectan a terceros, por cuanto se afirma (aunque sólo en un 8,3 % de los casos) la necesidad 25

31 de desarrollar una política de cooperación con las países en vías de desarrollo. En realidad, los problemas que en menor medida parecen preocupar son justamente los que se relacionan con el proceso proceso de integración europea, y por los problemas comunes al conjunto de los países comunitarios. El establecimiento de una única voz europea frente a los Estados Unidos y otras potencias tan sólo parece un problema importante a un 7,8 % de las personas entrevistadas, y aún es menor el porcentaje (7,2 %) que considera la implantación de la moneda única como el principal problema comunitario. Quedando como problemas marginales aquellos que afectan al conjunto de la comunidad, como la modernización de la agricultura, la política común en materia de investigación científica, o la homogeneización de los sistemas educativos. El siguiente cuadro recoge el peso que han obtenido cada uno de los problemas planteados en la encuesta, en orden de importancia. Principal problema común que consideres para su resolución por la UE Reducir diferencias entre regiones de los Estados miembros 36, 0 Desempleo y formación profesional coordinado por Estados 16, 9 Política de cooperación con países en vías de desarrollo 10, 2 Única voz de Europa frente a América y otras 9,6 potencias Reemplazar monedas de los Estados miembros 8,8 por moneda única Ninguno de estos problemas 5,4 Modernización de la agricultura 5,1 Política medioambiental común 3,8 Política común de ayuda a investigación científica 2,7 Homogeneidad en la educación 1,5 26 Desde otra perspectiva, sin embargo, a la vista de los datos podríamos interpretar que los problemas comunitarios que más

32 preocupan a los universitarios extremeños son de tipo social, antes que los económicos y/o los políticos. Esto se pone de manifiesto especialmente cuando se trata de valorar las distintas políticas comunitarias que deben desarrollarse en el futuro, aunque en este asunto muestran también una fuerte preocupación por los temas de seguridad: destacando sobre todas ellas la valoración positiva que hacen de la lucha contra la pobreza (94 %), mantener la paz y la seguridad en el continente (92,7 %), proteger el medio ambiente (91,4 %) y luchar contra el crimen organizado y el tráfico de drogas (91,3 %). Siendo el tema menos valorado la ampliación de la UE (sólo el 41,8 % lo valora positivamente). En este apartado de las acciones de futuro, sin embargo, es interesante atender tanto a las que se valoran positivamente, como a las que se rechazan o sobre las que no se tiene una opinión definida. En este sentido, cabe destacar que casi una cuarta parte de las personas entrevistadas no saben valorar la necesidad de la ampliación de UE a nuevos miembros (23,3 %), o claramente rechazan este tipo de acción (34,7 %); siendo asimismo notable el porcentaje (20,5 %) que duda sobre la necesidad de acercar las instituciones europeas a los ciudadanos, o incluso la rechaza (un 9,4 %). 27

33 Asimismo, es importante detenernos a contemplar las diferencias que, respecto del conjunto nacional, y del conjunto comunitario (atendiendo al Eurobarómetro), se observan en la valoración que los/as estudiantes de la Uex hacen de las distintas acciones que la Unión debería desarrollar en el futuro. Tomaremos para esta comparación algunas de las más significativas. En lo que se refiere a la ampliación, procediendo a la entrada de nuevos miembros, la posición de la juventud entrevistada es, en cualquier caso, sensiblemente más favorable (41,4 % a favor) que la de la media española (29%) o que la media comunitaria (27 %). En principio, nos muestra una imagen de nuestros estudiantes más abierta y tolerante hacia terceros que del conjunto de sus compatriotas españoles y muy lejana de la del conjunto de los europeos, de los que es especialmente significativo el alto grado de rechazo (un 58 %) a la idea de la ampliación. En lo que se refiere a la lucha contra la pobreza, aparece como un tipo de acción mayoritariamente apoyada en todos los países europeos; incluso en el Reino Unido, donde el apoyo a estas medidas sería menor, alcanza un 83 % de favorables, y sólo un 9 % de contrarios (el mismo porcentaje de contrarios a esta medida que en Alemania Occidental o los Países Bajos). Sin 28

34 embargo, la valoración de nuestros jóvenes hacia esta medida es mucho más favorable, superando ampliamente también el porcentaje de favorables que aparecen en el conjunto nacional. También es sensiblemente superior, respecto del conjunto nacional y europeo, el apoyo que los estudiantes de la Uex prestan a las medidas de defensa y protección del medio ambiente, como se refleja en el gráfico siguiente. 29

35 En lo que se refiere a las acciones orientadas a garantizar con mayor eficiencia los principios democráticos (derechos del hombres) en la comunidad, la valoración de los estudiantes está sin embargo muy en sintonía con la media nacional y comunitaria. Resulta cuando menos sorprendente que, en todos los niveles, la población sea más claramente favorable a la defensa de la paz y la seguridad, que a la garantía de los derechos democráticos. Como no deja de ser sorprendente que, entre los jóvenes universitarios, aparezcan casi un 13 % de entrevistados/s que no se definen como favorables o contrarios a las acciones de garantía de los principios democráticos, lo que unido a quienes explícitamente se oponen, supone que casi un 17 % de nuestros estudiantes (uno de cada seis) no parece estimar que la defensa de los derechos humanos sea una actividad valorable como positiva. Un porcentaje que, cuando menos, debería preocupar sobre la calidad de la educación en valores que se está dando en nuestra sociedad. En conjunto, por tanto, podemos estimar que los estudiantes de la Universidad de Extremadura expresan valores, a través de los objetivos de acción preferidos para la Unión Europea, sensiblemente más comprensivos con los problemas más globales, como la pobreza, el medio ambiente o los derechos humanos. 30

36 La integración como cesión de soberanía La medida de las actitudes europeístas pueden analizarse también atendiendo al volumen de competencias que los ciudadanos están dispuestos a ceder a los órganos supranaci o- nales de gobierno. Atendiendo a las competencias que en opinión de los entrevistados deberían ser de competencia comunitaria, y por tanto decididas en las instituciones comunitarias, nos resultan los siguientes niveles de aceptación. A tenor de los resultados, se observa una vez más que son los aspectos relacionados con las competencias en promoción de la igualdad, el bienestar social y el acceso a los recursos los más valorados, siendo las competencias relacionadas con la cultura las menos aceptadas (política cultural y reglas básicas de los medios informativos), respuesta que resulta coherente, como veremos en el apartado siguiente, con el escaso apoyo prestado a la conformación de una única cultura europea compartida por todos los pueblos. El gráfico refleja el porcentaje de entrevistados/as que han incluido esa competencia entre otras, pues se trata de una pregunta de respuesta múltiple, e incluye la comparación con la valoración que cada una de esas competencias ha alcanzado, como competencia comunitaria, en el conjunto nacional español y en el conjunto de la comunidad según el Eurobarómetro. 31

37 Si tenemos en cuenta la homogenei dad de las preferencias entre el conjunto de España y de la Unión Europea, debemos entender que las diferencias que se establecen en el caso de nuestros estudiantes debemos relacionarlas con la variable edad (el Eurobarómetro no ofrece distinción por edades en esta cuestión). En lo que las diferencias se hacen más evidentes es en los apartados relacionados directa o indirectamente con la cultura, desde la propia gestión cultural, pasando por la investigación científica, a la regulación básica de los medios de comunicación. Evidentemente, y en consistencia con otras cuestiones analizadas en este y otros apartados, los/as estudiantes entrevistados/os apuestan fuertemente por la multiculturalidad y el mantenimiento de las diferencias entre los pueblos que componen la Unión. También encontramos ciertas diferencias en los temas que guardan relación con la seguridad interior y el orden público. Así, en lo que se refiere a la regulación de las drogas, o la gestión del asil o político, los estudiantes son menos partidarios que la media española o europea de que tales asuntos pasen a ser competencia exclusiva de la Unión. Curiosamente, se trata de algunas de las pocas cuestiones sobre las que la mayoría (más del 50%) de los españoles y comunitarios se pronuncian favorablemente a su traspaso competencial a la Unión. Una vez más, son las cuestiones sociales las que los estudiantes valoran en mayor medida: más de la mitad consideran que la ayuda humanitaria, la lucha contra la pobreza y la exclusión y la lucha contra el desempleo deben ser competencias de la Unión. Sin duda alguna, lo que se pone en suma de manifiesto es que los jóvenes estudiantes de la Uex, partiendo de la aceptación de la implantación de la moneda única, como se pondrá de manifiesto en el apartado correspondiente, apuestan sin embargo mayoritariamente por una Europa Social, esto es por una Unión que vaya mucho más allá de los intereses económicos de los capitales nacionales. 32

38 5. La identidad europea La identidad, entendida como sentido de pertenencia a una comunidad o cultura, constituye sin duda una variable cualitativa esencial para medir el proceso de asunción, por parte de los ciudadanos y ciudadanas, de la integración políti ca europea. Respecto a esta cuestión se atienden a tres aspectos, o momentos sociales en el proceso de construcción europea: los sentimientos actuales, las previsiones de futuro, y la creencia en la existencia de una cultura europea compartida por todos los europeos. Respecto a la situación actual, las diversas combinaciones posibles de sentimientos identitarios dan como resultado un predominio de aquellas que incluyen la condición de europeo (56,5%), destacando claramente sobre todas las demás la triple identidad regional/nacional/comunitaria (49,3 %). Las identidades meramente nacionales y/o regionales suponen en conjunto un 37,2 %. Pero sobre todo es importante constatar cómo, cuando miran hacia el futuro quienes contestan a la pregunta, los autopronósticos que hacen los/as estudiantes se orientan hacia una intensificación de la identidad europea. Las identidades exclusivamente nacionales descienden entonces hasta un 16,7 %, y sobre todo la identificación exclusivamente europea se duplica, pasando de un 1,2 % al 3,5 %. 33

39 Sin embargo, la pregunta sobre la existencia de una cultura europea única y compartida nos pone de manifiesto la consciencia de los/as estudiantes sobre el carácter voluntarista de la Unión, en la medida en que no existe una cultura compartida por todos los pueblos que la componen. La Unión se aparece así ante los jóvenes, visto desde otra perspectiva, como una sociedad esencialmente multicultural. De hecho, únicamente un 5,2 % de los/as entrevistados/s creen que exi sta una única cultura, frente a un 28,3 % que radicalmente piensan lo contrario. En conjunto, los que están más o menos de acuerdo con la proposición de la existencia de una cultura europea suman el 31,6 %, frente al 68,4 % que están más o menos en desacuerdo. Podemos concluir en este punto que los/as estudiantes de la Universidad de Extremadura sienten la convicción de pertenecer al nuevo ente sociocultural en construcción, pero a la vez son conscientes que ese proceso de unidad en modo alguno va a terminar con las diferentes culturas nacionales, atendiendo también al fuerte peso que pronostica a la doble identidad española/europea en el futuro: un 79,8 % optan por esta opción. Por otra parte, no hay que olvidar que las dificultades e inconsistencias de identidad guardan probablemente relación con el perfil relativamente bajo de conocimiento y valoración 34

40 del funcionamiento de las instituciones europeas, como veremos en el apartado siguiente. 35

41 6. Parlamento Europeo Como en el conjunto nacional y europeo, más de la mitad de los estudiantes de la Uex atribuyen notable importancia al Parlamento Europeo. Sin embargo, siendo mayor el porcentaje de quienes lo consideran muy importante, la suma de estos con los que lo consideran importante es, aún siendo también mayoritaria (un 61%), ligeramente inferior a la que resulta de los datos del Eurobarómetro para el conjunto nacional (62 %) y europeo (63 %). El gráfico siguiente recoge los resultados de la comparación. Sin embargo, la evidencia de que no conocen bien la actividad del parlamento se percibe en el hecho de que ante la pregunta de si consideran que dicha institución protege bien los intereses de los ciudadanos, el porcentaje mayoritario sea el de los que NoSaben/No Contestan. Justo como ocurre en el conjunto nacional y europeo. Sin embargo, como se observa en el gráfico, en el caso de los estudiantes de la Uex la valoración a este respecto es sensiblemente más positiva, pues un 38 % considera que los defiende muy bien o bien, frente a un 29 % para el conjunto nacional, y 36